¿Qué es la computación cuántica? Aquí te lo explicamos

Por estos días y desde hace un tiempo, a través de diferentes medios, se ha empezado a hablar de un tema que si bien es poco común, no tardará en tomar fuerza y es algo que todos los que estamos relacionados con la informática, o simplemente las personas que gustan del tema, deben conocer. La Computación Cuántica rompe con todo lo que conocemos tradicionalmente en la arquitectura de computadoras, donde el sistema lógico que se usan los ordenadores actuales ( 0-1, pasos de corriente, o no pasos de corriente) sería reemplazado por un modelo donde el estado de los átomos realizaría los procesos.

Si analizamos el sistema tradicional de la arquitectura de computadores que tenemos cada uno de nosotros, podríamos fácilmente llegar a la conclusión de que todo se define a 0 y 1; donde podríamos tomarlo como verdadero-falso, on-off, entre otras analogías. ¿Pero cuál es la principal diferencia entre la computación actual y la cuántica? Los átomos, que son la parte fundamental en esta nueva rama de la informática, tienen un comportamiento bastante particular, algo llamado “superposición”. Esto no es más que la doble posición que puede tener un átomo en un mismo intervalo de tiempo; es decir, el átomo puede estar en su posición 0 y 1, pero también en ambas posiciones, al mismo tiempo.

Fue Werner Heisenberg y Erwin Schrödinger quienes hace alrededor de 100 años, crearon una nueva rama de la física, hablando sobre precisamente los estados que puede tomar el átomo.

La diferencia teórica de estos nuevos colosos de la computación, comparados a los ordenadores actuales es indudable. La velocidad en ambas arquitecturas se analiza por la cantidad de procesos que se puedan realizar. En el caso de la computación cuántica, los qubits definirán la velocidad del sistema, con sus dos estados propios.

¿Qué problemas tiene la computación cuántica?

Aunque la superposición de los átomos aumentaría a un nivel exponencial la velocidad y la eficacia de nuestro sistema informático, nos encontramos con dos problemas: la coherencia cuántica y la escalabilidad. El primero es muy simple, si tenemos en nuestra arquitectura n qubits, sólo es posible medir un 1 o un 0. Imaginemos un total de (5)^3 qubits, no se podría obtener más que 3 estados al mirar cada qubits.

La escalabilidad también representa un inconveniente, ya que es muy elevado el número de qubits necesarios para realizar un cálculos, sin tener en cuenta que se debe implementar un sistema de corrección de errores.

 

 

Si te gustó el tema, próximamente en Cultura Informática estaremos haciendo más énfasis sobre la computación cuántica, los algoritmos en este nuevo tipo de arquitectura y las súpercomputadoras en la actualidad.

Para más información: http://archivo.eluniversal.com.mx/articulos/57891.html

 

About Omar Gudiño view all posts

Ingeniero Informatico, especialista en Seguridad Informática y Arquitecto de Soluciones Cloud. Apasionado de la seguridad Informática y las Artes Marciales.

0 Comments Join the Conversation →


Loading Facebook Comments ...