Noruega apuesta por fortalecer su bóveda del Día del Juicio

Desde hace 10 años, el gobierno de Noruega construyó en una mina abandonada un enorme depósito de semillas de cultivo y de plantas de todas partes del mundo con el fin de almacenarlas y resguardarlas, en un intento de salvaguardar a la humanidad ante un eventual apocalipsis.

La “Svalbard Global Seed Vault” (Bóveda global de Semillas Svalbard) ha sido catalogada por muchos como la bóveda del Día del Juicio. Se encuentra en el Ártico y fue construida sobre las ruinas de una vieja mina de carbón. Ahora, ha recibido una gran inversión para su actualización.

10 millones de euros en inversión

El gobierno noruego anunció recientemente que desembolsarán unos 10 millones de euros para realizar diversos trabajos de mantenimiento, actualización y construcción de nuevas instalaciones en la bóveda.

Las nuevas construcciones serán, principalmente, un túnel de entrada adicional al recinto de mayores dimensiones, así como también se levantará un nuevo edificio de servicios, destinado al almacenamiento de unidades de enfriamiento y de generación eléctrica de emergencia.

Las actualizaciones a las instalaciones permitirán ampliar la capacidad actual de la bóveda, de esta manera se espera que sean llevados más elementos al sitio para su resguardo. El ministro de Alimentación de Noruega lo define como un medio para la “seguridad alimentaria mundial”.

Un proyecto de vanguardia futurista

Noruega se ha tomado en serio la posibilidad de que en un futuro la humanidad pueda encontrase en una situación precaria, bien sea a consecuencia de una eventual guerra nuclear o por el cambio climático. Por ello, han decidido prepararse en uno de los temas más cruciales, la alimentación.

Además de esto, los noruegos no han pensado solo en salvaguardar su país, sino a toda la humanidad. El ambicioso proyecto incluye el almacenamiento de los cultivos de todo el mundo, un detalle que no es poca cosa.

Sin embargo, la bóveda no tiene una etiqueta que ponga “no abrir hasta el apocalipsis”. Los conflictos regionales alrededor del mundo pueden ser detonantes para echar mano al banco de semillas noruego.

De hecho, el propio gobierno noruego informó que en 2015 se utilizó por primera vez este enorme banco. Se sustrajeron algunas unidades para crear otros nuevos sitios de almacenamiento en el norte de África tras la destrucción del banco regional en Siria durante la guerra civil.

Con esto, Noruega aspira a que la humanidad tenga una segunda oportunidad de llegar a suceder una catástrofe.

About Andres Flores view all posts

Hombre, 24 años de edad. Amante del fútbol, la ciencia y tecnología. Buscando conseguir respuestas que todavía no encontramos.

0 Comments Unéte a los comentarios →