La sustancia de los espárragos que aparentemente produce cáncer

Recientemente, un estudio publicado en Nature ha logrado causar un gran revuelo entre los amantes de los espárragos debido a que se demostraba que aparentemente estos ayudaban a que el cáncer se propagara.

De hecho, entre las búsquedas más populares de Google se encontraba la consulta de si el espárrago producía cáncer, sin embargo, como en otras ocasiones ya ha ocurrido, esto fue una malinterpretación del estudio y unas conclusiones apresuradas por parte del público.

Asparagina, la sustancia culpable de los resultados del estudio

En realidad, el artículo publicado en Nature fue un estudio que llevó a cabo un grupo de investigadores en la Universidad de Cambridge en el que los sujetos de pruebas eran roedores, específicamente ratones.

El estudio consistía en someter a los pequeños ratones a una estricta dieta en la evitaban los alimentos que contuvieran el aminoácido asparagina para que la presencia de dicha sustancia fuera mínima en su alimentación.

Del mismo, los investigadores trataron a los roedores para que sus organismos no pudieran producir la asparagina, pues de hecho el cuerpo, tanto de los ratones como del ser humano, produce este aminoácido de forma natural.

De esta manera, los investigadores lograron comprobar que ante la ausencia de asparagina, los ratones mostraban una ralentización en el desarrollo de un tipo de cáncer de mama, lo que sugiere que esta sustancia actúa como un acelerador en tumores de este tipo en ratones.

 

¿Es seguro seguir comiendo espárragos?

Con lo anteriormente expuesto queda claro que el estudio no es concluyente para humanos ya que fue una investigación realizada sobre ratones, además, se trataba de ver la reacción de un tipo de cáncer de mama específico en esta especie ante la ausencia de asparagina.

Así que la respuesta es sí, es seguro continuar implementado espárragos en nuestra dieta, pues, no sólo los espárragos contienen este aminoácido, la carne, los huevos, productos lácteos y demás también lo contienen, incluso nosotros mismos lo producimos.

Y aunque se trate de un aminoácido no esencial, la carencia de este en el organismo podría alterar de forma negativa nuestro sistema nervioso. La asparagina además de estar presente en productos de origen animal y en los espárragos, se halla en semillas, legumbres y otros.

Así que hacen falta más pruebas e investigaciones para determinar si el estudio aplica también para humanos y si influye en otros tipos de cáncer, de ser así, la comunidad científica podría comenzar a trabajar tratamientos para el cáncer más efectivos y ralentizar la metástasis.

About Andres Flores view all posts

Hombre, 24 años de edad. Amante del fútbol, la ciencia y tecnología. Buscando conseguir respuestas que todavía no encontramos.

0 Comments Unéte a los comentarios →