GIT: Software de control de versiones

A medida que el desarrollo de una aplicación en cualquier plataforma avanza se van resolviendo los diferentes problemas y alcanzando requerimientos. Lo ideal, sería trabajar en un mismo archivo en el proyecto e ir tachando los requisitos alcanzados, para así tener un control de lo que se va logrando en el día a día, pero eso a largo plazo no es lo más óptimo ni lo más recomendable.

Lo ideal sería que por cada requisito cumplido de la aplicación tengamos un archivo del proyecto por separado, y surge la duda de cómo hacer eso, acaso ¿debo tener carpetas con nombres como: “proyectoLoginHecho”,“proyectoRegistroHecho”, “proyectoZonaAdminCasiListo”, “proyectoCasiListoConBugs”? y otro súper problema surge cuando debo trabajar en equipo, si cada integrante hace un módulo de la aplicación cuando llegue el momento de juntar todo será algo muy tedioso y complicado. Pero en el maravilloso mundo de la informática siempre hay solución, para resolver todas esas dudas y tener un mejor control de la aplicación nació GIT. ¡Vamos!

¿Qué es GIT?

 

GIT es un software de control de versiones diseñado por el maestro Linus Torvalds, pero, ¿qué es software de control de versiones? Pues no es más que mantener un control de los distintos cambios que se hacen en el software y se van almacenando en un repositorio, ya se local o remoto.

Las necesidades por la cual surge este tipo de herramientas es que se necesita un control del código que se va programando y más aún, cuando se trabaja con equipos es ideal, ya que le mediante GIT puedes especificar si hay nuevos cambios,  ya sea nuevas configuraciones, nuevas funcionalidades, nuevas características en la interfaz. Esto nos resuelve los problemas que se han mencionado arriba, ya que podemos tener todos las versiones de nuestro software en el mismo archivo, y si queremos recurrir a uno anterior sólo lo referenciamos a través de sus instrucciones.

Cabe destacar que GIT es un sistema distribuido, eso nos permite que podemos tener un equipo de trabajo y de manera eficiente, que los cualquiera pueda tomar un proyecto ya empezado y avanzado y hacerle cambios, con sólo un par de instrucciones se puede “mezclar” mi trabajo actual con el del otro colaborador sin que haya problemas. Las distintas versiones se manejan a través de commits que no es más cuando se guardan los cambios en el repositorio.

Ventajas de usar GIT:

  • Restaurar versiones antiguas del software. Si deseamos revisar como estaba el software hace dos años, con esta aplicación es posible, y fácil.
  • Podemos tener varias fases del proyecto, por ejemplo: una versión de producción y otra de desarrollo.
  • Totalmente aplicable el concepto de versionamiento semántico, ayuda mucho cuando se cuenta con un equipo de trabajo.
  • Al descargar un repositorio (software) viene con todos los cambios, es decir, todas las versiones.

Opciones básicas.

  1. git init = Inicializa el repositorio para trabajar
  2. git status = Verifica el estado del repositorio, archivos borrados, modificados, etc
  3. git add “nombreArchivo.extensión” = Prepara para añadir el archivo con un nombre específico
  4. git add –A = Prepara para añadir todos los archivos
  5. git commit –m “mensaje de confirmación” = Hace commit de los archivos añadidos. Es la confirmación. Se añade un mensaje de confirmación especificando los cambios realizados en el commit
  6. git push origin “rama” = Finalmente, guarda los archivos del commit en el repositorio
  7. git clone = Clona y guarda un repositorio ya empezado y avanzado

Para conocer más de esta maravillosa herramienta los invito a visitar su página oficial: git-scm.com

About Omar Gudiño view all posts

Ingeniero Informatico, especialista en Seguridad Informática y Arquitecto de Soluciones Cloud. Apasionado de la seguridad Informática y las Artes Marciales.

0 Comments Unéte a los comentarios →