La historia de Apple en 10 imágenes

null

Steve Jobs y Steve Wozniak en el famoso garaje de Jobs en el que crearon Apple Computer en 1976. Se conocieron en 1971, cuando Jobs solo tenía 15 años. Su primera máquina fue el Apple I, del que se fabricaron solo 200 unidades. Se vendían por 666,66 dólares, porque a Wozniak le gustaban los dígitos repetidos. Esta misma primera computadora se subastó en 2011 en Nueva York por 1,59 millones de dólares.

 

 

null

Con el dinero ganado gracias a la venta de Apple I, el equipo de Jobs y Wozniak pudo empezar a pensar en una máquina más ambiciosa: el Apple II. Para Wozniak, se trataba de la computador que hubiera querido construir si no hubiera tenido las limitaciones económicas que tuvo con el Apple I. Se considera como su primer ordenador personal completo. Se presentó al público en abril de 1977.

 

 

null

Lisa fue la gran apuesta de Apple a principios de los 80. No se reparó en gastos para crearla y coincidió con la salida a bolsa de Apple, que convirtió a decenas de empleados de la empresa en millonarios. Salió finalmente en 1983 como el primer ordenador personal con interfaz gráfica y ratón. Sin embargo, Lisa se vendió muy mal debido, principalmente, a su elevado precio: 10.000 dólares. En la imagen, Steve Jobs y el entonces presidente de Apple John Sculley en un encuentro de ventas de 1984, en el que presentaron la nueva línea de ordenadores de mesa con Lisa 2.

 

 

null

Tras el fracaso del Apple Lisa, la compañía se volcó en un nuevo proyecto: Macintosh. El Macintosh 128K se presentó a principios de 1984. Las ventas de este ordenador tampoco fueron las esperadas, por lo que Apple decidió fusionar los dos proyectos (Lisa y Macintosh) en uno solo. El Mac fue el gran éxito de Jobs, pero al mismo tiempo la idea que precipitó su posterior salida de la compañía.

 

 

null

Una lucha de poder entre Steve Jobs y el consejero delegado de la empresa, John Sculley, provocó la salida del fundador de Apple de su propia compañía. Relegado a un puesto irrelevante en 1985, su oficina fue trasladada a un edificio casi desierto en el campus al que Jobs llamaba Siberia, comenzó a buscar una solución para volver a hacerse con el control. Tras su fracaso con la junta directiva, abandonó Apple y fundó Next Inc. ese mismo año. En la imagen en una conferencia sobre Next en nueva York en 1991.

 

 

null

La vuelta de Steve Jobs a Apple se produjo cuando la empresa se encontraba en declive en 1997. Fue la etapa en la que presentó el nuevo ordenador iMac, caracterizado porque integraba la CPU y el monitor en un solo aparato. La i del nombre significa Internet, innovación, inspiración, instrucción, individual e informar, según lo que Steve Jobs declaró en la presentación del primer iMac; esta es una identidad de marca que Apple ha aplicado a la mayoría de sus productos. El lema “Think different” coincidió también con la vuelta de Jobs. En la imagen, Jobs posando con el iMac, durante su presentación en la Expo de Apple, en París en 1998.

 

 

null

2007 marca un nuevo hito en la historia de Apple por la presentación del nuevo teléfono de Apple: el iPhone. El primer modelo, conocido como 3G, lo presentó Steve Jobs en la exposición MacWorld Conference en San Francisco. Este móvil, en su primera versión, ejecutaba una reducción de las versiones del sistema de Apple Mac Os X como Safari y Mail.

 

 

null

El iPad fue un nuevo salto en el desarrollo de dispositivos por parte de Apple. Las funciones eran en un principio similares al iPhone o al iPod touch aunque con la pantalla más grandes y un ‘hardware’ más potente. En la imagen, Steve Jobs lo presenta en San Francisco en enero de 2010.

 

 

null

Steve Jobs falleció en su casa de California el 5 de octubre de 2011, a los 56 años, a consecuencia de un paro respiratorio derivado de las metástasis del cáncer de páncreas, después de siete años de batalla pública contra el cáncer. Apple despidió a su fundador con la siguiente nota: “Apple ha perdido un visionario y genio creativo, y el mundo ha perdido a un ser humano maravilloso. Los que hemos tenido la suerte de conocerlo y trabajar con Steve, hemos perdido a un gran amigo, mentor e inspirador. Steve ha dejado una compañía que solo él podía crear, pero su espíritu siempre vivirá en Apple”. En la imagen flores en memoria de Jobs en la tienda de Apple de Sydney un día después de su muerte.

 

 

null

Tim Cook se convirtió en 2011 en el nuevo consejero delegado de Apple, propuesto por el propio Jobs que se retiraba del mando de la empresa tras un empeoramiento de su salud. La muerte de Jobs hizo surgir voces que pronosticaban la pérdida de la esencia de la compañía, sin embargo desde que Cook tomó el mando el valor de las acciones de la empresa se ha duplicado. Cook ha tomado decisiones vetadas en el pasado por su mentor y que nunca se hubieran planteado en la etapa de Jobs. La primera es la referente a los tamaños de los dispositivos iOS: el difunto cofundador de Apple se negó a reducir el tamaño del iPad por un lado, y de aumentar el del iPhone. Dos aspectos que se han hecho realidad en esta nueva etapa. El Apple Watch ha sido el producto estrella era la era Cook. En la imagen, el consejero delegado de Apple en la presentación del iPhone 5 en septiembre de 2012.

 


 

 

Gran historia, ¿no?.

Tu que opinas, ¿crees que se haya acabado la “magia” de Apple con la muerte de Steve Jobs?

0 Comments Join the Conversation →


Loading Facebook Comments ...